PROFORTA Proyectos, Formación y Tasaciones

6 claves para aprovechar el tiempo en tu trabajo

Si necesitas aprovechar el tiempo en tu trabajo, aquí tienes 6 claves que seguro te ayudarán a progresar más rápido.

Bien trabajes en solitario, bien lo hagas en equipo, la forma más eficaz de alcanzar tus objetivos es caminar hacia ellos sin pausa (sí; he suprimido lo de “sin prisa”). Y estoy segura que algunas de estas ideas las conoces, aunque sea sólo de escucharlas o leerlas en diversas fuentes.

¿A qué esperas para revisar qué puedes mejorar? ¡Ah! ¡La lista de consejos que te he anunciado!

#productividad

Gestión del tiempo

Aquí tienes las 6 claves para aprovechar el tiempo en tu trabajo:

  1. Las ideas no sirven si no se llevan a la práctica.
  2. No es lo mismo tener actividad que ser productivo.
  3. Mantén el foco; es importante no perderse entre todas las actividades que realizas.
  4. Trata de conseguir retroalimentación.
  5. ¿Conoces la fábula de los conejos? ¿Son galgos o podencos? Pues eso: acostúmbrate a decidir rápido.
  6. Es fundamental medir para poder analizar la evolución seguida y poder realizar correcciones.

Podría ampliar la lista. Tú mismo puedes hacerlo hablando con compañeros, buscando por la red o en algún libro. He preferido aquí seleccionar las que para mí son más importantes. ¿Coinciden con las que tenías en mente? ¿Has tomado nota de alguna para intentar llevarla a la práctica hoy mismo?

¿Vas a pasar a la acción?

Puedes comentar cuáles ya conocías o incluso aplicabas y tus propias claves para aprovechar el tiempo.

María Teresa Jiménez Romera

Formadora y consultora

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #8: “¿cuáles son los EPI de mi puesto de trabajo?”

Los servicios de Prevención contratados por las empresas incluyen la Evaluación de los Riesgos de cada puesto de trabajo, en la que se establecen las medidas preventivas a adoptar al realizar las tareas.

Sin embargo, en la mayoría de los cursos de formación que imparto se repite una misma pregunta:

  • “¿Cuáles son las EPI de mi puesto de trabajo?”

Otras veces, al exponer los riesgos que entraña alguna tarea para el trabajador me dicen una de estas frases:EPI de mi puesto de trabajo

  • “¿Eso lo sabe mi jefe?”
  • “En este curso tendría que estar el empresario (o los que toman decisiones que repercuten en la salud y la seguridad del trabajador)”

Son ya 20 años los que se cumplen en 2015 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Afortunadamente, la cultura preventiva va calando en la sociedad, pero parece que queda aún mucho que hacer.

En su artículo 18, la Ley 31/95 establece que el empresario adoptará las medidas adecuadas para que los trabajadores reciban toda la información necesaria en relación con los riesgos para la seguridad y la salud, tanto aquellos que afecten a la empresa en su conjunto como a cada tipo de puesto de trabajo o función.

Una vez más se confirma que es necesario continuar formando e informando en el ámbito laboral.

María Teresa Jiménez Romera

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #7: “¿los equipos de protección individual que necesito los tengo que comprar yo?”

No por haber escuchado ya alguna vez deja de sorprenderme cuando me comentan una frase como:Prevención de Riesgos Laborales. EPIs

  • Mi casco para la obra lo traigo yo de casa; mi jefe no nos lo da.
  • Nos han hecho firmar que nos entregaban las EPIs, pero no nos han dado nada.
  • Sí, estas botas están rotas, pero es que mi jefe dice que si quiero unas nuevas me las tengo que comprar yo.

Es además una cuestión que preocupa bastante, pues cuando imparto formación en PRL los empleados preguntan por qué no está también el empresario en el curso (para que “se entere” de este tipo de cuestiones).

Personalmente pienso en la actualidad no hay ninguna excusa para desconocer (o suponer), y mucho menos para no cumplir lo que la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, el Real Decreto 773/97 sobre Equipos de Protección Individual y la jurisprudencia marcan: que el empresario deberá proporcionar gratuitamente a sus trabajadores los equipos de protección individual adecuados para el desempeño de sus funciones, reponiéndolos cuando sea necesario.

Además, conviene recordar que “los pactos que tengan por objeto la elusión, en fraude de ley, de las responsabilidades establecidas en este apartado son nulos y no producirán efecto alguno” (responsabilidad empresarial recogida en la Ley 54/2003 de Reforma del Marco Normativo de la Prevención de Riesgos Laborales).

Sobre el coste de la prevención, tal vez te interese esta entrada: “PRL: ¿quién paga?

María Teresa Jiménez Romera

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #6: ¿quién puede usar los equipos de trabajo de la empresa?

La utilización de algunos equipos de trabajo puede suponer un riesgo para la salud y la seguridad de los trabajadores. Es importante saber qué personas pueden utilizar un equipo concreto, así como cuáles serán responsables de su mantenimiento.

Empecemos por aclarar qué se considera “equipo de trabajo” en el ámbito de la Prevención de Riesgos Laborales.

Según el Real Decreto 1215/97 para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, se trata de cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizado en el trabajo. Por ejemplo:

  • OrdenadorEquipos de trabajo
  • Fotocopiadora
  • Tractor agrícola
  • Carretilla elevadora
  • Fresadora
  • Máquina barredora
  • Excavadora
  • Plataforma elevadora
  • Radial
  • Grúa torre

Encontramos en ocasiones que los equipos de trabajo son manejados por personal que desconoce cómo se han de utilizar. Precisamente esa es la razón de que los accidentes los sufran trabajadores de reciente incorporación al puesto.

Imaginemos, por ejemplo, que sin experiencia previa y por su cuenta una persona repasa un material con una radial.

Otra veces lo que pasa es que por desconocimiento o falta de disponibilidad de un equipo adecuado se utiliza uno que no se ajusta al trabajo a realizar.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/95) es muy clara al respecto:

El empresario adoptará las medidas necesarias con el fin de que los equipos de trabajo sean adecuados para el trabajo que deba realizarse“.

Además, “cuando la utilización de un equipo de trabajo pueda presentar un riesgo específico para la salud y la seguridad de los trabajadores, el empresario adoptará las medidas necesarias para que:

a. La utilización del equipo de trabajo quede reservada a los encargados de dicha utilización,

b. Los trabajos de reparación y mantenimiento serán realizados por los trabajadores específicamente capacitados para ello“.

 

María Teresa Jiménez Romera

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #5: ¿hay que explicar cómo usar un arnés de seguridad?

Continuando con la serie sobre algunas dudas relativas a la aplicación de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, rescato una cuestión que me han planteado en varias ocasiones:

  • En la empresa hay arneses de seguridad, y están accesibles. Pero no sé cómo ponérmelo y por eso no lo uso.

La respuesta la ceñiré a lo general aquí. Más adelante entraré en algunas particularidades del reglamento de los Equipos de Protección Individual (EPIs).

Basta recordar ahora uno de los principios de la acción preventiva, incluido en el artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales: la empresa deberá dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

Y este principio es aplicable tanto a los métodos de trabajo como a los equipos, las herramientas, el entorno,… y, por supuesto, a los PRLEPIs.

Por tanto, no basta con entregar un arnés de seguridad o tenerlo a disposición de las personas que ocupen puestos que los requieran, sino que se ha de explicar cómo utilizarlo. Este principio es especialmente importante en este tipo de EPIs, pues un mal ajuste del mismo al cuerpo puede ocasionar una lesión importante o incluso la muerte.

María Teresa Jiménez Romera

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #4: “las EPIs que hay en la empresa no son de mi talla”

A veces he escuchado una de estas frases para justificar que una persona no usa algún EPI (equipo de protección individual), o para explicar por qué se lo ha tenido que comprar por su cuenta:

  • prevención riesgos laborales - epi
    • El chaleco que me ofrecían en la empresa no me entra; me queda demasiado pequeño, o
    • Tengo un pie muy grande y el proveedor de los uniformes no tiene en catálogo una bota de mi talla.

Sin embargo, el artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece los principios de la acción preventiva, donde se recoge, entre otros, que la empresa deberá adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.

Por tanto, el personal de una empresa tiene derecho a recibir los equipos que se adapten a su fisonomía.

María Teresa Jiménez Romera

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #3: ¿quién paga?

Los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo (artículo 14 de la LPRL).

Preocupa mucho quién asume el coste de las medidas preventivas. A menudo me hacen alguna de estas preguntas:safety-helmet-150913__180

  • “¿Quién tiene que pagar los EPIs que tengo que ponerme?”

Porque está muy bien saber qué EPIs tengo que utilizar en mi puesto, pero nada bien que el trabajador tenga que traerlos de casa.

  • “¿Quién tiene que pagar la formación en Prevención de Riesgos Laborales que tengo que tener acreditada para poder trabajar?”

Porque la normativa me obliga a tener formación específica para ocupar mi puesto… pero si realizo un trabajo por cuenta ajena, el coste lo asumirá el empleador (y sin descontarlo del sueldo).

La Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 14, es clara:

El coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores.

Es obligación de la entidad empleadora (pública o privada) proteger a los empleados frente a los riesgos laborales.

Expresamente, la norma obliga a la entidad empleadora a:

  • Adoptar las medidas preventivas necesarias,
  • Realizar la evaluación de riesgos de cada puesto de trabajo,
  • Informar a las personas empleadas de los riesgos que entraña el puesto que desempeñan,
  • Consulta y participación de a los trabajadores,
  • Formar en materia preventiva a trabajadores,
  • Implantar planes de emergencia y evacuación en caso de riesgo grave e inminente,
  • Realizar la vigilancia de la salud.

Por tanto, cualquier trabajador tiene derecho a solicitar la adopción de las medidas preventivas que su puesto exija (incluidos los EPIs, la formación en PRL, conocer los riesgos laborales que entraña su labor, etcétera).

María Teresa Jiménez Romera

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #2: ¿a quién afecta?

Continuando con la serie “20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL)”, hoy vamos a aclarar a quién afecta (y a quién no).

Según el artículo 3 de la citada Ley, la norma afecta a:butler-159811__18020

  • Trabajadores por cuenta ajena,
  • Personal de las Administraciones Públicas (administrativo y personal de servicio),
  • Trabajadores autónomos, y
  • Socios de cooperativas que presten un trabajo personal.

Existen trabajos que precisamente se realizan para garantizar la seguridad de la ciudadanía en general, y que quedan fuera del ámbito de esta norma por razones obvias. Nos referimos a:

  • Policía, seguridad y resguardo aduanero,
  • Servicios de protección civil y peritaje forense en casos de grave riesgo, catástrofe y calamidad pública,
  • Fuerzas armadas y actividades militares de la Guardia Civil.

Tampoco es de aplicación la norma al servicio del hogar familiar, aunque el titular del hogar debe velar por las condiciones de seguridad e higiene de sus empleados.

 

María Teresa Jiménez Romera

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

20 años de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) #1: Antecedentes inmediatos

El 8 de noviembre de 1995 se promulgó en España la Ley 31 de Prevención de Riesgos Laborales. Le sigue un desarrollo normativo en materia de seguridad y salud de los trabajadores que abarca cualquier aspecto que incida en la eliminación de riesgos laborales o, de no ser posible, en su reducción.

Esta ley fue la transposición de una Directiva Europea, la 89/391/CEE, que pretendía armonizar el desarrollo normativo sobre la prevención de riesgos laborales en todos los estados miembros pues, si bien algunos (como España en 1985) habían ratificado el Convenio sobre la Seguridad y Salud de los trabajadores promulgado por la Organización Internacional del Trabajo en 1981, su aplicación en la práctica dejaba mucho que desear y difería según el país que la había ratificado (y algunos, ni llegaron a ratificarla).

Los objetivos fundamentales de la normativa en materia de Prevención de Riesgos Laborales son:OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • Establecer una política nacional coherente en materia de seguridad y salud de trabajadores,
  • Prevenir accidentes y daños para la salud que sean consecuencia del trabajo,
  • Control de la aplicación de la ley y reglamentos relativos a la seguridad y salud mediante un sistema de inspección apropiado,
  • Los empleadores garantizarán que el trabajo sea seguro y no entrañe riesgo para la seguridad y salud de trabajadores.

¿Cómo ha incidido esta Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) en la sociedad española?

Los efectos sobre la salud del trabajo han sido estudiados desde la antigüedad. Ya en la Grecia clásica se describieron enfermedades profesionales. Sin embargo, no ha sido hasta finales del siglo XX que se ha intentado pasar del conocimiento de las enfermedades y accidentes sufridos por ocasión del trabajo a una eficaz política de prevención por parte de los poderes públicos.

Durante los primeros años tras la publicación de la Ley 31/95 de PRL, recuerdo que al impartir formación sobre la materia quienes asistían hacían comentarios dando por sentado que era imposible trabajar cumpliendo la normativa. Afortunadamente, con el paso de los años las medidas preventivas han ido calando en la sociedad, y ya existe una cultura preventiva básica sobre la que poder seguir mejorando la seguridad e higiene en el trabajo.

En 2015 se cumplen 20 años de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, un aniversario que celebraré contestando a las preguntas y dudas que más se repiten en las formaciones que imparto.

 

María Teresa Jiménez Romera

 

Ingeniera Agrónoma

Técnico Superior en Riesgos Laborales (especialidades: Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada)

Experta Pericial en Seguridad y Salud en el Trabajo

Coordinadora de Seguridad y Salud en Obras de Construcción

Formadora en PRL

Guía para la presencia en redes sociales de entidades y profesionales del ámbito de la salud

En 2013 mi andadura profesional me llevó a iniciar un proyecto especial: diseñar una estrategia digital para una entidad del ámbito de la salud.

Ha sido (y afortunadamente, sigue siendo) una labor dinámica y muy satisfactoria a nivel personal.

En gran parte, el éxito se debe al excelente equipo de profesionales que aglutina el centro, que han sabido captar la esencia y las bondades de las nuevas formas de comunicación digital, aportando valor y asumiendo un papel protagonista en esta andadura.

Durante el curso “Estrategia digital y redes sociales de entidades y profesionales del ámbito de la salud” puse a disposición del público general la presentación que utilicé en las sesiones de trabajo en grupo. Podéis consultarla o descargarla en SlideShare.

Guía para la presencia en redes sociales - María Teresa Jiménez Romera

Faltaba por compartir el manual, en formato digital (Kindle, aplicación gratuita para leer en tabletas, ordenadores,…) que ya podéis adquirir en Amazon: “Guía para la presencia en redes sociales de entidades y profesionales del ámbito de la salud“.

Si os interesa, estará disponible de forma gratuita durante 24 horas.

Espero que os resulte de interés.

Analytic Code
A %d blogueros les gusta esto: